top of page

Diversidad Sexual

Aprendamos la distribución de las diferentes orientaciones sexuales, identidades de género y demás.

¿Qué se te viene a la mente cuando hablamos de diversidad sexual? Seguramente lo primero que piensas es en la orientación sexual como un binarismo entre “o te gusta el mismo sexo o el opuesto”; sin embargo, en esta misma afirmación ya tocas otro punto de la diversidad: el sexo. Y es que la sexualidad, y por tanto su diversidad, no solo se relaciona a quién te atrae o qué genitales tienes. Por ello, es necesario repasar cinco conceptos clave en la diversidad sexual:

  1. Sexo: El sexo está referido a las caracterísitcas físicas, genitales, hormonales y genéticas del individuo. Esto quiere decir que el sexo tampoco se queda en el binarismo macho/hembra u hombre/mujer, ya que no todos encajan en esas características binarias por diferentes motivos. Estas personas se agrupan en la comunidad intersexual o intersex y es importante reconocerlas ya que a lo largo de los años han sido víctimas del estigma y violencia por parte de profesionales de la salud.

  2. Género: El género son las características psicosociales de una persona. Tiene un fuerte componente social ya que se relaciona a lo femenino-masculino, sin tener que caer en un binarismo. Esto quiere decir con las características con las que uno se identifica: amabilidad, delicadeza, fuerza, decisión, etc. Al no tomar el género como algo binario, es posible que existan personas no binarias, de género no conforme, agénero y demás.

  3. Orientación sexual: La orientación sexual es la atracción que sentimos hacia cierto grupo de personas, pudiendo ser del mismo género, el opuesto, dos o más e incluso ninguno. De aquí parte la clasificación más conocida de hetero, homo, bi, pan y asexual. Sin embargo, es muy importante saber que no existe únicamente la atracción sexual, sino también la romántica e incluso estética, por lo que alguien puede percibirse como asexual (poco o nulo interés sexual) pero heterorromántica (interés romántico o relacional con alguien del sexo opuesto).

  4. Identidad de género: La identidad de género es el género con el que nos identificamos, pudiendo tener como parte de nuestra identidad o ser, cualidades o características más masculinas, femeninas, no binarias o ninguna. Cabe resaltar que identificarte con un género no quiere decir que tengas que actuar o lucir como tal, ya que la expresión es algo particular y personal. De este concepto surge la división clásica de: cisgénero (identificado con el género asignado al nacer) o trans (identificado con un género distinto al asignado al nacer).

  5. Expresión de género: Es el cómo nos expresamos conductual, social y estéticamente. Básicamente, el cómo nos mostramos a los demás. No necesariamente obedece a lo que se espera de la identidad que uno tiene, ya que forma parte de la construcción de la identidad de cada uno.

Tengamos en cuenta que hay muchos más términos asociados a la diversidad sexual y seguirán surgiendo más y no porque sea una “moda” o alguien quiera “ser especial”, sino porque es lo que sucede cuando se empieza a estudiar un tema con libertad: se abren un millón de puertas y posibilidades.

Recuerda además que la sexualidad no es algo estático, sino que está en constante construcción y cambio. Lo importante, como siempre, es fluir y sentirte bien contigo.


28 visualizaciones0 comentarios

Commentaires


bottom of page